Inicio » Ad libitum, cursos, De interés, Eventos

“All rounder” & charming Eric Whitacre

Publicado por el 02 May 2012 13 Comentarios

Eric Whitacre: un “todo terreno” que brilla con luz propia

Sus 85.560 seguidores facebook ya sabíamos que Eric Whitacre es un músico extraordinario, todos amamos e interpretamos su música. También sabemos que es un fenómeno mediático que, siempre innovador, adapta las nuevas tecnologías a la música coral permitiéndonos participar en coros virtuales superando todas las barreras físicas y geográficas. Ha creado y reunido en torno a sí mismo el fenómeno “friki coral” porque él lo es y le divierte serlo. Todo eso lo sabíamos, pero los que hemos hecho el taller con él en Madrid organizado por la Fundación Excelentia los días 28, 29 y 30 de abril, hemos descubierto una faceta de Eric Whitacre que desconocíamos: es un hombre “todo terreno”, siempre sonriente y dotado de un encanto inigualable.

Each and every one of his 85,560 Facebook followers, already knows that Eric Whitacre is an extraordinary musician.  All of us not only love his music but we constantly interpret it. We also know he is a media phenomenon, always ground-breaking and innovative. His ability to introduce new technologies to the choral music world has permitted us to participate in virtual choirs, breaking down any physical or geographical barrier.  He is behind the “choir geek” movement, that so well represents him and with this he is able to unite many people across the globe.  All of Eric Whitacre’s followers knew this and much more but all of us that had the privilege of attending  his workshop in Madrid organised by Fundacion Excelentia the past 28, 29th and 30th of April realised that, apart from his great professional achievements, he is also an “all rounder” man and one of the most charming characters we have ever met.

El mismo Eric Whitacre que recibió un Grammy en el glamouroso escenario del Staples Center en Los Angeles ha trabajado con nosotros en un aula de colegio de un barrio periférico de Madrid, y sin tarima, se subía a una silla plegable cuando necesario sin hacer un mal gesto.

The same Eric Whitacre that has received a Grammy in the glamourous stage of the Staples Center in LA, has worked with us in a classroom in a school in suburban Madrid using a collapsible chair in lieu of a dais.

Creyendo que venía a trabajar con un coro y una orquesta estables que acababan de interpretar el Elías de Mendelssohn y que tenían preparado el repertorio, el director que ha escogido a los componentes de su grupo The Eric Whitacre Singers de la lista de profesionales que trabajan habitualmente con The Sixteen, Monteverdi, Plus Ultra, Kings Consort, etc… y que dirige con frecuencia a la London Symphony Orchestra, se encontró frente a un coro de amateurs procedentes de toda la geografía española y a una orquesta de cámara que ensayaban juntos por primera vez cuando se pusieron frente a él. Y se adaptó al instrumento que tenía delante y trabajó durante 10 horas lectivas en dos días en las que tuvo que hacer incluso trabajo de cuerdas sin un solo aspaviento ni perder la permanente sonrisa. Con cortesía y toda la naturalidad nos preguntó sobre ello abiertamente cuando se hizo evidente para él el malentendido al empezar a trabajar las primeras piezas acompañado por un pianista repetidor novel incapaz de seguirle al que trató con paciencia extrema. El pianista fue sustituido al día siguiente por el polifacético Nacho Rodríguez –quien además de preparar al coro en ausencia del maestro invitado, cantó de bajo, barítono y tenor, fue entrevistado por los medios, tradujo las presentaciones de las obras en el concierto y entonó para el coro las notas de entrada, todo ello tan bien hecho como hace siempre lo que afronta y con su discreción y profesionalidad habituales-.

At his arrival in Spain, he mistakenly thought he would be working with a professional and well established choir and orchestra, the one that recently had performed Mendelsohn’s Elias. The reality was very different for the director that has selected all the professionals of The Eric Whitacre Singers from those that work frequently with The Sixteen, Monteverdi, Plus Ultra, Kings Consort, etc., the same man that often directs the London Symphony Orchestra, this man was now faced with a group of amateurs choral singers coming from every corner in Spain and an orchestra that had never worked with them. Not only did he adapt himself to the unexpected circumstances, but he did it thoroughly and with enthusiasm. He worked 10 hours getting involved in every aspect of the process without ever losing his permanent smile and his enthusiasm.  When he realised that the people working around him were not as advanced as he had expected, his reaction was generous and utterly professional.  He got involved in all the details of the production with great patience and humanity. He was assisted by Nacho Rodríguez, as versatile and professional as ever.

Fueron 10 horas de trabajo con el coro y la orquesta más el ensayo general y el concierto, pero la jornada laboral de Whitacre ha sido mucho más que todo eso, no ha tenido una pausa ni un descanso. Los 112 miembros del coro hemos formado una cola incesante en cada una de las pausas y al final del concierto para hacernos fotos con él y pedirle autógrafos, y él, generoso y cercano, nos ha atendido a todos y cada uno de nosotros, a algunos varias veces, y ha llegado incluso a regalar sus propias partituras a los que querían una firma y no les habían entregado aún las originales. Sin embargo ese mismo hombre que nos regala su imagen en su tiempo libre, nos impidió fotografiarle o grabarle cuando había que trabajar y concentrarse en el ensayo, eso sí, siempre cortés hasta el extremo, agradeciendo nuestro interés y confesándose halagado.

We worked with him 10 hours with the choir and the orchestra; this added to the general rehearsal and the concert.  Whitacre however, worked much more than that time, he did not have a break or any rest.  The 112 members of the choir were constantly around him asking for pictures and autographs, he was always friendly, patient and very generous.  He even gave away some of his own scores to people that wanted an autograph and did not yet receive originals. It is important to note, however, that although Eric  Whitacre was open to sharing his image with us during his free time, when the time came to work and rehearse, his efforts all went to accomplish this task.  He never ceased to be polite and grateful for our interest, he was flattered but he asked us not to take pictures during the rehearsal.

Durante estos tres días con Eric Whitacre con el preciso y elegante gesto de sus hermosas manos, tan hipnóticas y fáciles de seguir acompasadas por su pulso claro y constante, hemos trabajado su música y la de su admirado Aaron Copland al que nos ha enseñado a amar. Y  hemos podido constatar que nada es fortuito, que hay personalidades únicas que si triunfan de manera global es porque hay detrás un infatigable trabajo, una brillante inteligencia y un don único y extaordinario, un rarísimo encanto que es como un imán… Son muy pocos los que lo tienen y saben manejarlo, y en Whitacre está: en cuerpo y alma. Hemos estado frente al David Beckham del mundo coral.

During these three days with Eric Whitacre, following the precise and elegant gestures of his hypnotic and beautiful hands, working his music and the music of the admired Aaron Copland, we concluded that things in life happen for a reason. Eric’s success not only emanates from his brilliance, hard work and his unique talent that we all recognised but also an amazing and charming personality that is like a magnet  to people that surround him.

De Eric Whitacre emana una luz propia que puede con cualquier contraluz y un magnetismo que registra incluso una modesta vídeo-cámara portátil. Con ese pelo, su barba de dos días y seducidos por la belleza envolvente de sus melodías y armonías, casi sorpende ver en su mano una blanca batuta y no la empuñadura de Narsil; porque como Aragorn Elesser, Eric Whitacre es un héroe de leyenda, un mito vivo, cercano, elegante, “todo terreno”,  extremadamente educado y absolutamente encantador.

Eric Whitacre can pose in a cross-light, he shines whit his own light. His charm is felt everywhere, even by a simple pocket camcorder. He becomes an all-encompassing force of creativity and appeal that is not limited to the beauty of his music but merges with his physique and personality to create Whitacre, the man and the artist. As we watched his hair, his stubble and listened to the beauty of his musical creations we were waiting for Narsil in his hand not a white baton. Like Aragorn Elesser, Eric Whitacre is an absolute hero, a living myth, but one that is “all rounder”, courteous, elegant, extremely polite and absolutely charming.

 

 


No te pierdas las últimas noticias en portada.

Tags: , , ,

Posts relacionados:

13 Comentarios »

  • Elena González says:

    Fantástico, Paloma!! El texto, los vídeos, las fotos, todo… Mil gracias. Aunque lo mejor es haber vivido la experiencia.

  • Paloma Mantilla says:

    Muchísimas gracias, Elena. Totalmente de acuerdo, lo mejor es haberle conocido.

  • Juan de Dios Tallo says:

    Genial, Paloma. Te ha quedado el reportaje precioso. Ahora queda constatado que eres la única, la auténtica paparazza del biondo. De hecho, mi mujer quiere ponerlo de fondo de pantalla. Besos, Juande.

  • Paz Alonso-Vega says:

    ¡Muy buen resumen! Como dice Elena, lo mejor es la experiencia, pero da gusto volver a recordarlo. Gracias por las fotos y los videos, son estupendos.

  • Miguel E. Jimenez says:

    Felicidades paloma. La pagina es interesantisima, y como nó los videos la ya musica.
    Saludos desde Ecija,

  • Begoña Gancedo says:

    Bueno, pues como no podía ser menos, me sumo a la enhorabuena por tu estupendo artículo ,y por supuesto, por las fotos y vídeos. Ciertamente, ha sido un privilegio haber podido participar en este taller.

  • Maria Elena says:

    Querida Paloma:
    Has reflejado todo lo vivido en este maravilloso curso en el que hemos aprendido música y el ejemplo de sencillez y profesionalismo de Whitacre. Cada vez que quiera recordarlo leeré este artículo. Un abrazo enorme pata tí junto a mi agradecimiento. Elena (Feseco)

  • Marga Rivero says:

    Paloma, te felicito sinceramente por tu reportaje, cuentas con toda naturalidad todo lo que en un momento o en otro de los ensayos, nos comunicaba Whitacre. Pero te felicito aún más por las fotos, has sabido reflejar su personalidad, sencillez, paciencia, amabilidad, capacidad de trabajo, sentido del humor, en fin todo lo que nos ha demostrado en estos tres días de taller y lo más importante, es que él mismo ha contado, los detalles de su obra, eso no se puede fotografiar, pero queda en mi recuerdo. Verdaderamente soy una privilegiada por haber podido compartir esta experiencia con todos vosotros. Por cierto, ¿Cuándo vuelve?

  • Lourdes says:

    Que envidia¡ Espero que algún día Voxaurea consiga tener a este genio en su seminario.
    Por cierto Paloma, estupendo el resumen. Efectivamente, he quedado seducida, pero no solo por sus armonías y melodías …

  • Vicky Moreno says:

    Increíble, Paloma. Qué estupendo reportaje. Has conseguido estar a la altura del retratado. Qué sensibilidad y buen gusto el tuyo escogiendo los planos y qué buena pluma demuestras al poner en tan pocas palabras contenidos sensibles de tan alto voltaje y tan difíciles de plasmar. Muchísimas gracias por ese tibio rumor de lo vivido y enhorabuena a la artista.

  • REYES DUARTE CASTAÑO says:

    ¡Completamente de acuerdo contigo, Paloma! Hiciste un trabajo buenísimo, ¡ENHORABUENA!

  • Agustín says:

    Bravo, Paloma!!!!!!,…. y cumpliendo mi amenaza (el que avisa no es traidor), va una aportación: unas cuantas impresiones subjetivas sobre el encuentro:

    Me resultó sorprendente la transparencia del protagonista: lo cuenta todo, cualquier pregunta personal o musical la responde. No tiene nada que ocultar.

    – Sus obras de referencia: sólo una parte de la música que a él le interesa. Le gustaría componer muy diversos tipos de música, especialmente, bandas sonoras para el cine. (“ahora empieza la película…”)

    – Su país: nos recuerda que todavía es un país joven, nuevo, que estrena una forma de vida. En los orígenes (muy recientes) de este país hay algo limpio, fresco y universal; nos propone las canciones de Copland: las tres baladas y las dos marchosas; en estas últimas nos ha pedido alegría, chispa, que nos divirtamos. En las baladas, corazón. Los americanos, dice, son gente efusiva, alegre y capaz de trabajar 24 horas al día; en parte, quizás un mito, en parte esa era la idea. Dicen que allí el estrés no es sombrío, sino lo contrario.

    No sé si quedó contento con nuestra interpretación de Copland: “In the river”… me pregunto si su comentario, “viva América”, –en español, entre dientes- en la prueba de sonido, tuvo algo de queja, cierto deje de decepción sobre nuestra capacidad de emocionar al respetable en estos temas. Quién sabe…

    -Canciones hebreas de amor; la letra es de ella, Hila. Más bíblicas que románticas; describen ese amor casi como una vocación: “he was full of tenderness; she was hard”; (…)”así se mostraba ella(…) sin motivo especial, la tomó dentro de sí y la sentó en el lugar más suave, cálido y hospitalario de él” (traducción libre, como buenamente se puede..).

    Con estas frases sencillas, lapidarias, Hila lo cuenta todo.

    -Octavio Paz: la pequeña tragedia que se puede interpretar en “A boy and a girl”: dulce sensualidad prometida, “savouring oranges…”, que a veces se malogra, se queda en agua de borrajas: “never kissing”. Algo que podía haber sido y nunca fue….. silencio…,quizás por timidez; de él; ¿pasa a veces?

    – “Water night”: componer la música significa encontrar, descubrir la música que ya existe dentro de los poemas. Las vocales, la corriente, el río; las consonantes, aquí suaves, lo que hay en la superficie del agua, briznas, hojas, brisa que sopla, la “w” inglesa, flor de loto que se abre; las suaves “f” y “v”, que recuerdan el viento recóndito y lejano, las nubes… Ingravidez estática.

    La composición, desde otro punto de vista, es recordar toda la música y las imágenes que ya has olvidado; ahora cuando escribes, esos recuerdos te salen distintos; los has reinventado… Eso es todo…

    Un toque de humor: “sí; me apetecía mucho salir de Londres y olvidarme durante unos días del frío y la lluvia”.

    Respuestas muy personales a preguntas: No, por el momento no abordaría la composición de música sacra como tal. -Cuando se planteaba componer sobre la inmortalidad ocurrió la enfermedad y muerte terrible de su padre. Acudió a otros textos menos luminosos que los estaba usando. Para esa obra que no estrenamos: “Songs of inmortalitty”.

    En este momento, quizás anonadado por la historia de su padre, no siente creencias religiosas; aunque no niega la idea de Dios y del más allá. No siente que tenga fe, por eso, no cree que deba abordar la composición de obras religiosas. No sabe…, no cree… Ve estupendo ser cristiano, aunque afirma no serlo; ve bueno comportarse como tal…

    Nos contó su descubrimiento de una nueva dimensión del amor humano: la paternidad. El amor se amplía y se hace más profundo. También se agudiza el miedo… Pero me da la impresión de que no le teme… al miedo.

    El cowboy nos propuso las canciones de Copland, patriarca y maestro de los compositores americanos, según sus palabras no literales.
    Para mí fue el regalo inesperado (nunca mejor dicho, ejem..), del curso. La diversión, la sorpresa, llena de regocijo íntimo y exterior, con un toque cómico. En las tres baladas, sentir la Norteamérica profunda, universal. Uno es un sentimental; por eso conecta con el entusiasmo algo ingenuo de los yanquis. Creo que en mi generación, más de uno somos capaces de ello.

    Un mundo recién estrenado, joven, alegre, donde los días son nuevos, como diría Tolkien. Todavía… Así parece que siente Whitacre.

    ¿Y la vieja España? – No perder la improvisación creativa……..

  • Paloma Mantilla says:

    Muchísimas gracias Agustín! Nos permitimos copiar tu comentario en Facebook para que también puedan disfrutarlo allí.

Deja tu comentario

Debes registrarte para comentar.