Inicio » Aportaciones, Eventos

César Alejandro Carrillo, Tomelloso y Pamplona mayo 2010

Publicado por el 13 May 2010 1 Comentario

La colaboración y coordinación de dos entidades tan distintas como son la Coral del Conservatorio de Tomelloso y la Federación de Coros de Navarra/Nafarroako Abesbatzen Elkartea han hecho posible que disfrutáramos en España del maestro venezolano César Alejandro Carrillo y nos han dado ejemplo de cómo, cuando hay iniciativa y ganas de aprender y de compartir y difundir el amor por la música, no hay fronteras. ¡Muchas gracias, amigos!

César Alejandro Carrillo, Tomelloso y Pamplona mayo 2010

Carlos Gorricho, presidente de la Federación de Coros de Navarra comparte con nosotros las fotografías del taller celebrado por el maestro que tuvo lugar los días 8 y 9 de mayo de 2010 y nos transmite su satisfacción con las siguientes palabras:

“En unas maratonianas sesiones de mañana y tarde -en las que se han trabajado intensamente sobre siete títulos de composiciones de muy variada resolución- ambos días, han tenido una importante asistencia de directores y coralistas de diferentes coros de Navarra. La organización de este curso, es una nueva aportación de la Federación Navarra de Coros-Nafarroako Abesbatzen Elkartea, a la preparación coral de las personas que componen nuestros coros, posibilitando de ese modo una mayor calidad y variedad en beneficio de todo el público seguidor de este genero musical.”


César Alejandro Carrillo en su magnífico blog: Musicarrillo, escribe lo siguiente sobre su paso por Tomelloso y nos permite compartirlo. Gracias, maestro.

En un lugar de La Mancha, de cuyo nombre siempre querré acordarme, he vivido una de mis más recientes e inolvidables aventuras musicales: Tomelloso. Pero antes de empezar a hablar de ello, es necesario comentar que el tomellosero es una de las personas más amables que se puedan encontrar sobre este planeta. Pleno de simpatía y buen proceder, siempre atento y desprendido. Por ende, mi estancia en este lugar y, más concretamente, con la gente de la Coral del Conservatorio de Tomelloso, ha sido una experiencia altamente gratificante. No sólo desde el punto de vista musical sino también desde el humano. Este conjunto, al frente del cual se encuentra su emprendedora e incansable directora María Elisa Blanco, emprendió un camino ya quinceañero, el cual ha sido pleno de grandes satisfacciones musicales. Conformada por gente de todas las edades y con muchas ganas de aprender, la agrupación inició el año pasado la aventura del Seminario de Canto Coral, el cual fue impartido por mi muy querido y admirado amigo, el compositor y director de coros, Javier Busto. Para esta segunda edición del seminario, tuve el honor de ser escogido para impartir y compartir mis experiencias en torno a un repertorio sugerido por sus integrantes, el cual estuvo comprendido por algunas de mis obras y algunas canciones latinoamericanas. Las sesiones de trabajo se repartieron de la siguiente manera: jueves 29 y viernes 30 de abril, ensayos con la Coral del Conservatorio; sábado 1 y domingo 2 de mayo, los ensayos correspondientes al seminario con todos los inscritos para la ocasión. En total asistieron más de 80 personas, las cuales se desplazaron desde diferentes provincias españolas: Albacete, Badajoz, Ciudad Real, Madrid y Murcia. Para las sesiones con la Coral del Conservatorio de Tomelloso se trabajaron las siguientes obras: Arroz con leche (Carlos Guastavino), Duerme negrito (Atahualpa Yupanqui, arr. Emilio Solé), Encuentro (César Alejandro Carrillo y Fernando Paz Castillo), Nada (José Dames y Horacio Sanguinetti, arr. Eduardo Ferraudi) y O magnum mysterium (Morten Lauridsen). Con todos los inscritos en el seminario, incluyendo a los integrantes de la Coral del Conservatorio, se hicieron las siguientes obras: Alfonsina y el mar (Ariel Ramírez y Félix Luna, arr. Hugo César de la Vega) Corazón coraza (Beatriz Corona y Mario Benedetti) O magnum mysterium (César Alejandro Carrillo),Salve Regina (César Alejandro Carrillo) y San Juan to’ lo tiene (Eduardo Serrano, arr. César Alejandro Carrillo). Con esta segunda edición, el seminario marcha rumbo a su consolidación como punto de encuentro y de referencia coral de La Mancha y sus alrededores. Vaya mi felicitación a todos los involucrados en la organización de este evento y sirva este espacio para agradecer todas las atenciones recibidas durante estos intensos cuatro días de música coral en Tomelloso, así como también a todos aquellos que abandonaron la comodidad de sus hogares para asistir. ¡Salud, Tomelloso!

En este vídeo el bellísimo  Salve Regina de César Alejandro Carrillo interpretado por Armonia Early Music:

-

César Alejandro Carrillo

Compositor, arreglista y director de coros de destacada y reconocida trayectoria. Inició sus estudios musicales en la Escuela Superior de Música “José Ángel Lamas”, donde cursó Teoría y Solfeo, Dictado Musical, Armonía, Violoncelo e Historia de la Música con José Agustín Maldonado, José Clemente Laya, Tiero Pezzutti, Florian Ebersberg y Walter Guido, respectivamente. Después realizó estudios de Composición en la Escuela “José Lorenzo Llamozas” con Modesta Bor. Luego ingresó al Conservatorio de la Orquesta Nacional Juvenil, donde obtuvo en 1987 el título de Director de Coros siendo sus maestros Michel Eustache y Alberto Grau. Es Licenciado en Música, Mención Dirección Coral, egresado del Instituto Universitario de Estudios Musicales (IUDEM) en 1997, con la distinción Cum Laude.

Ha realizado cursos de especialización con los maestros Luigi Agustoni (Suiza), Ernani Aguiar (Brasil), María Felicia Pérez (Cuba), Noemí Lugo (Venezuela), Robert Sund (Suecia), Vic Nees (Bélgica), Alice Parker (Estados Unidos), José Rafael Maldonado (Venezuela), Ghislaine Morgan y Peter Philips, éste último, director de The Tallis Scholars (Inglaterra).

Desde 1981, despliega una intensa actividad al frente de diversas agrupaciones de la capital. Ha representado a Venezuela varias veces en el exterior, destacándose su participación con la Coral Juvenil Vinicio Adames en el IV Concurso Polifónico Internacional “Ciudad Ibagué”, celebrado en Colombia (1983) obteniendo el 2° Premio en la Categoría Clásicos y la Medalla de Excelencia Musical. Desde 1983 hasta 1991 fue director e integrante-fundador de Ensamble 9, agrupación dedicada al cultivo y la difusión de la música popular venezolana y latinoamericana. En diciembre de 1994, con Cantarte, vuelve a Ibagué para participar en la VII edición de dicho concurso, obteniendo el Primer Premio en la Categoría Clásicos. En octubre de 1995, con Cantarte, logra el Primer Premio de la Primera Competencia Nacional de Coros Mérida ’95, así como también el Premio del Público al mejor coro. En julio de 2003 conquista, como director invitado al frente del Coro de Cámara de Mérida, el Primer Premio en la Categoría de Habaneras en el XLIX Certamen Internacional de Habaneras y Polifonía, en Torrevieja, España. Al frente de las agrupaciones que dirige ha realizado conciertos y talleres en Ecuador, Aruba, México, Cuba, Colombia, Estados Unidos, Puerto Rico, Portugal, Francia, Chile, Argentina, Uruguay, Brasil, República Popular China, Japón, Corea del Sur, Taiwán, España, Holanda, Alemania, Inglaterra, Finlandia, Estonia, Dinamarca, Noruega, Suecia y República Checa.

Con Cantarte, lleva a cabo una importante labor de difusión del repertorio de música sacra a cappella tanto del Renacimiento como del siglo XX hasta nuestros días.

Se ha desempeñado como profesor de música en el Colegio Emil Friedman y como profesor de Práctica Coral en el Conservatorio de la Orquesta Nacional Juvenil. Actualmente ejerce la docencia en la Universidad Nacional Experimental de las Artes (UNEARTE). Ha participado como jurado y como conferencista en diferentes eventos a nivel nacional e internacional, así como también ha impartido talleres de arreglos corales y de dirección coral.

Fue seleccionado para dictar el taller Música Popular Caribeña en el marco delAmérica Cantat III celebrado en Caracas, en 2000, al frente de Cantarte.

Su obra creativa ha estado dedicada exclusivamente a la música coral. Su labor como compositor ha sido galardonada hasta el presente en más de 20 oportunidades. Entre los distintos premios se encuentran: Premio Nacional de Composición, (1982, 1991); Premio Municipal de Composición (1984, 1988, 1992, 1998, 2000); Premio para la música del Himno del Municipio Chacao(1994); Concurso de Arreglos Corales “Modesta Bor” (1994, 1997) y en diversos concursos de composición. También ha realizado arreglos para artistas como Ilan Chester, Serenata Guayanesa, María Teresa Chacín, Cecilia Todd, entre otros. Sus composiciones y arreglos han sido grabados e interpretados por prestigiosas agrupaciones en Europa y América, lo cual lo destaca como uno de los autores de música coral más importantes e interpretados del país.

El III Volumen de la colección Música Coral de Autores Latinoamericanos, publicado por la Fundación Vicente Emilio Sojo en 2002 (reeditado en 2010), contiene toda la obra coral de Carrillo hasta esa fecha. Dicho libro también contiene una selección de arreglos de música popular venezolana. Las editoriales Santa Barbara Music PublishingEarthsongs dan a conocer su música a nivel internacional. Es autor del libro Música Sacra – Guía de textos latinos traducidos al español, publicado por Lulu.com, 2008.

Actualmente se desempeña como director al frente de las siguientes agrupaciones: Orfeón Universitario de la UCV “Patrimonio Artístico de la Nación” (Director Asistente, 1992 – Director Titular, 1999); Cantarte (Director-fundador, 1991) y Coral Antiphona, de Maracaibo (2010). Es integrante fundador y arreglista de Bolanegra, conjunto vocal dedicado a la música popular.


No te pierdas las últimas noticias en portada.

Tags: , ,

Posts relacionados:

1 Comentario »

  • Paloma Mantilla says:

    Añádimos el comentario sobre su estancia en Pamplona que el maestro Carrillo ha publicado en su blog Musicarrillo http://musicarrillo.wordpress.com/2010/05/17/pamplona-2010/

    A Carlos, Jesús, Fermín y Alfonso

    Al aproximarse en el tren desde Madrid, lo primero que te invade a las afueras de Pamplona, es un inmenso y antiquísimo acueducto romano. Con esa bellísima imagen en la retina, al llegar a la estación, uno no puede sino pensar que todas las cosas en esa hermosa ciudad, fluirán de manera perfecta. Y así es. Mis amigos Carlos Gorricho e Imanol Erkizia me dieron la bienvenida para, en primera instancia, dar un paseo alrededor de las extensas murallas que rodean a la antigua y añeja Pamplona. O Iruña, como se diría en perfecto euskara. Carlos Gorricho es el muy diligente presidente de la Federación de Coros de Navarra, organización que alberga a más de cincuenta agrupaciones de la provincia de Navarra y sus alrededores. Y además, es un excelente anfitrión y organizador. De Pamplona, habría que agregar también que es una ciudad llena de gente amable y simpática que está pendiente de que uno se sienta y coma bien. Eso sí, Pamplona te recibe en esta época del año con una lluvia pertinaz. Famosa por sus Sanfermines, suficientemente espaciosa para albergar a sus poco más de trescientos mil habitantes y repleta de monumentos interesantes. Uno de ellos es su antigua y hermosa catedral, en honor de Santa María, construida durante los siglos XIV y XV, y cuyo actual maestro de capilla, don Aurelio Sagaseta —quien tiene ya casi cincuenta años al frente de la Capilla de Música de la Catedral de Pamplona— tuve el honor de conocer el día de mi llegada. El maestro Sagaseta, con baquiana experticia, nos dio un ilustradísimo paseo por los recovecos de la catedral, sorprendiéndonos a cada paso con las maravillas contenidas en este fabuloso recinto religioso y, con legítimo orgullo y bien pensado suspenso, nos preparó para el asalto final: el salón de ensayo de la Capilla, institución musical que data del siglo XIII y que alberga un invalorable archivo de música con obras hasta del siglo IX, además de contener toda la historia de la Capilla de Música. Luego de despedirnos del maestro Sagaseta, nos preparamos para disfrutar de lo que en Navarra es un acontecimiento social: la buena mesa. Pamplona está repleta de excelentes restaurantes con una oferta gastronómica de primer mundo y tenemos la fortuna de contar con un experto explorador en la materia: Jesús Arrastia. Al día siguiente, luego de un largo y merecido descanso, asistimos al Taller de Música Coral, evento anual que organiza la Federación de Coros de Navarra y que en esta ocasión congregó a más de sesenta participantes provenientes de diferentes lugares de la provincia y del Coro de la Federación, quien también lidera nuestro querido amigo Gorricho. En cuatro jornadas de trabajo, dos para el sábado 8 de mayo y dos para el domingo 9, transcurridas en la hermosa sede del Orfeón Pamplonés, institución que ya alcanza más de ciento cuarenta y cinco años, trabajamos las siguientes obras: O magnum mysterium (César Alejandro Carrillo), Encuentro (César Alejandro Carrillo y Fernando Paz Castillo), Alfonsina y el mar (Ariel Ramírez y Félix Luna, arr. Hugo César de la Vega) Corazón coraza (Beatriz Corona y Mario Benedetti) My Lord, What a Mourning (Negro spiritual, arr. William Levi Dawson) y San Juan to’ lo tiene (Eduardo Serrano, arr. César Alejandro Carrillo). Fue para mí, como para todos los entusiastas y ávidos participantes, una experiencia muy vital y enriquecedora, en un ambiente de cordial camaradería e impregnado siempre de buen humor. De ella me llevo un grato e inolvidable recuerdo, no sólo por las vivencias musicales sino también por la intensa relación establecida con Pamplona y con unos nuevos, inolvidables y entrañables amigos. ¡Hasta la próxima, Pamplona!

Deja tu comentario

Debes registrarte para comentar.