Inicio » Aportaciones, Coros

El Coro Escolar de Hortaleza y Josu Elberdin, por Montag Olivera

Publicado por el 13 May 2011 3 Comentarios

Sois inteligentes,  pues si os lo sabéis, hacedlo a la primera y nos ahorramos tres veces más tiempo y avanzaremos tres veces más rápido” Así habla y exige Josu a los niños, como a nosotros los adultos. Les conoce, les entiende y conecta con ellos como iguales, y como a nosotros, les fascina con su música y especialmente con su personalidad, con su bondad y simpatía.  Usando un idioma que entienden trabaja y moldea ese instrumento cuya capacidad de aprendizaje es infinita y saca de ellos el máximo: en unas horas de trabajo, ni la actitud ni el sonido de los niños es (ni volverá a ser) el mismo. La impronta de Josu, inolvidable. E inolvidable también el espectáculo de verle ensayar con ellos.

Montag Olivera le invita periódicamente a trabajar con su grupo, el Coro Escolar de Hortaleza y aquí nos cuenta su experiencia con Josu Elberdin

El Coro Escolar de Hortaleza y Josu Elberdin, por Montag Olivera

Esta historia comienza en Mayo del año pasado, cuando, empujados por la euforia que nos produce trabajar con los niños el cuento musical Alamí,  nos ponemos en contacto con su compositor, el gran Josu Elberdin. De momento lo primero que te sorprende es su cercanía, su disponibilidad… Sin pensarlo un momento se pone a nuestra disposición para venir y trabajar con los niños, y tras largas conversaciones telefónicas hablando de lo humano y los divino,  fijamos fecha, gestionamos vuelos, hoteles..y por fin llega el día. Los niños emocionados… Imaginaos. Va a venir a estar con ellos el compositor de la obra que están cantando, alguien de renombre internacional… A alguno, me consta que le costó dormir la noche anterior. La jornada, resulta agotadora, pero muy productiva. Los niños se entregan y Josu despliega todo su increible repertorio de recursos y energía,  y, además nos obsequia con una obra especialmente dedicada al coro. ¿Qué más se puede pedir?. Al día siguiente actuamos en el primer encuentro de corales infantiles y juveniles de Móstoles.  Felices y agotados nos despedimos de Josu.

Y como no podría ser de otra manera, este año le volvimos a llamar. Otra vez se muestra como es él, sencillo, disponible, cercano y con unas ganas y una ilusión que contagian a cualquiera. El sábado 2 de abril, allí estamos Eduardo y yo a las ocho y media de la mañana en la T4 de Barajas . Vuelo retrasado. Por fin llega Josu, sonriente. Nos trasladamos al lugar, donde los niños nos esperan impacientes y… ¡a trabajar¡ Josu es una extraña mezcla de recursos sencillos pero a la vez eficaces y una energía que parece que no tiene fin. Se entrega, detecta los puntos débiles del coro con una rapidez y exactitud magistrales, salta, baila, teatraliza, se le multiplican las manos marcando el ritmo con dos baquetas de batería a la vez que dirige, se ríe, se arrodilla, no para de proponer, no hay tregua con Josu, no hay descanso… los niños ya están entregados. Un calentamiento de voz de más de una hora con 40 niños, manteniendo toda su atención y sin que se cansen o se aburran… eso solo lo hacen los maestros, y Josu lo es. Sigue la mañana, y se van pasando piezas, y sin darnos casi cuenta llega la hora de comer

Parada, comida y reanudamos la sesión de la tarde. Todo va sobre ruedas, y a eso de las  cuatro de la tarde aparece la incombustible Paloma Mantilla nada más y nada menos que con Dante Andreo. Supone una gran alegría para mi conocerle personalmente, y que conozca a nuestro corito. Se quedan a escuchar lo que queda de sesión, lo que también supone un gran honor. La tarde va acabando y con ella el trabajo del día. Los niños están agotados pero contentos. Josu les ha exprimido.  Presentamos a los niños a Dante a Paloma, y a David del Cerro, director del Coro Mary Ward, que también ha venido a ver a Josu, y nos despedimos, entre palabras emotivas y de ánimo de Josu.

Si yo estoy reventado, no quiero ni pensar como estará Josu. Ha estado 6 horas sin parar con 40 niños, se los ha comido… admirable.

David nos invita a reponer fuerzas a su casa, y allí Dante nos cuenta sabias e interesantes historias sobre compositores para mi desconocidos, y hablamos sobre coros, e intercambiamos teléfonos y direcciones de correo.

Por la noche cena en italiano, a la que también se apuntan Dante, Paloma y David… un lujo. Cansados pero felices,a las tres de la mañana, cada mochuelo se va a su olivo. A la mañana siguiente temprano, Josu vuelve al aeropuerto y regresa a su tierra, derrotado de cansancio, pero con un trozo grande del corazón de los niños del Coro Escolar de Hortaleza en la maleta.

Gracias a Eduardo y Nacho, mi equipo, por su entrega, no solo aquel sábado sino en todo lo que envuelve al coro. Gracias a David del Cerro por venir, y por estar siempre pendiente de nosotros. Gracias a Dante Andreo y Paloma Mantilla por honrarnos con su presencia. Y sobre todo gracias a Josu y a los niños del coro Escolar de Hortaleza, por enseñarnos que los sueños, a veces se cumplen.

Montag Olivera


No te pierdas las últimas noticias en portada.

Tags: , , , , , ,

Posts relacionados:

3 Comentarios »

  • David del Cerro says:

    Gracias a vosotros por vuestra invitación.
    Por cierto, el I Encuentro de Coros infantiles de Hortaleza del pasado fin de semana, genial.
    Habrá que escribir otro artículo sobre el mismo.
    Un saludo:

    David

  • ¡Qué bonito, qué entrañable! Mi más sincera enhorabuena a los dos. Me hubiera gustado estar allí… Gracias, Montag y Josu, y seguid así.
    Presento un nuevo disco en mi blog, igual os interesa.
    Abrazos.

  • Ana Moret says:

    ¡Que fantástica, y envidiable, labor!

Deja tu comentario

Debes registrarte para comentar.