Inicio » Ad libitum, Aportaciones

El León también “de Oro” con las voces masculinas, por Pablo Álvarez Fernández

Publicado por el 30 November 2010 Sin Comentarios

El León también “de Oro” con las voces masculinas, por Pablo Álvarez Fernández

He bautizado con permiso de la R.A.E. (a la vista de su gusto por actualizar el español) como leónigans a los hooligans que seguimos fervorosamente al Coro “El León de Oro” de Luanco, sean sus “Peques”, el Coro al completo o la más reciente formación con las voces graves o si se quiere, masculinas. Y de nuevo Gijón era el lugar de encuentro para seguir disfrutando con sus conciertos, esta vez cerrando el ciclo de cuatro actuaciones que conformaron este segundo encuentro de música sacra organizado por el RGCC con su Orfeón de anfitriones (algo más que teloneros como se autoproclamaron), y con la colaboración de FECORA, la propia Parroquia de La Asunción y la Consejería de Cultura y Turismo del Principado.

Las obras seleccionadas repasaron distintas épocas, autores, idiomas y estilos desde nuestro Siglo de Oro hasta el recién estrenado Siglo XXI, como se puede comprobar en los programas.

El Orfeón RGCC dirigido por David Roldán tras la primera obra de Christopher Tye, pasó a interpretar las obras agrupadas por pares, según fue explicando el propio Roldán:

Polifonía renacentista española de Guerrero frente a la actual del malagueño Manuel Jesús Sanchidrián Torti con su Pater noster (realmente rompedor), la asturiana del Padre Prieto con su In Monte Oliveti y el O sacrum Convivium de nuestro querido Jesús Gavito Feliz, en Jaén por motivos profesionales que no pudo reforzar a sus compañeros, con esta obra dedicada precisamente a los organizadores en 2008; finalmente el siempre complejo siglo XX, esta vez con el arreglo bachiano del noruego Knut Nystedt en Inmortal Bach y ese Hymn to the Virgin para doble coro del gran Benjamin Britten, obras todas de diferente dificultad que la masa coral del “Grupo Covadonga” solventó con desigualdad aunque buen color y empaste.

Y las voces masculinas de “El León de Oro” no defraudaron a los muchísimos seguidores que abarrotaban la iglesia en una tarde-noche gélida. Son capaces de afrontar cualquier repertorio con total solvencia, a 4, 5 ó 6 voces, desde el renacentista de MoralesVictoriaPalestrinaTallis, con un tactus muy conseguido y un colorido inusual en coros de voces iguales. El repertorio romántico tampoco les es ajeno porque el Mendelssohn coral lo bordan y no digamos ya de Brahms, pues son capaces de una dicción perfecta incluso en alemán. De hecho fueron las propinas al final del concierto. Con sólo 17 voces como las escuchadas este domingo, los resultados alcanzados no podían ser mejores y el romanticismo no pasará de moda nunca.
Más el repertorio del siglo XX, al igual que con el coro completo, parecen haber nacido para él porque las dificultades de estas obras las solventan con todas las cualidades que los aficionados y entendidos saben valorar: afinación exquisita, dinámicas de vértigo con unos ff siempre delicados pese a la potencia, musicalidad innata y difícil para las obras sacras (el Ave Maria del Padre Aita Donostia fue impresionante) sin preocuparles el idioma (Poulenc resultó nuevamente mágico), para finalizar con elKyrie de la “Missa Tiburtina” compuesta por la pedagoga, directora coral y compositora canadiense Ramona Luengen precisamente para coros masculinos, que comienza a ser habitual en grabaciones pero también en los conciertos de “Los leones”, lo que siempre es de agradecer por lo que supone de renovación de repertorio y descubrimiento de tanta música coral buena.

Enhorabuena de nuevo aunque como “leónigan” se me podrá achacar poca objetividad, pero de verdad que como comentaban otros asistentes, este coro está en la División de Honor.

Pablo Álvarez Fernández
Pablo, la Música en Siana


No te pierdas las últimas noticias en portada.

Tags: , , , , ,

Posts relacionados:

Deja tu comentario

Debes registrarte para comentar.