Inicio » Ad libitum

Entrevista a Óscar Boada de Cor Vivaldi, por Juan María Esteban

Publicado por el 28 March 2010 Sin Comentarios

Juan María Esteban, director de la Fundación Mozart y de la Escolanía Calasancio, entrevista al maestro Óscar Boada con motivo de la visita a Madrid del Cor Vivaldi de Barcelona del que es director titular, con el que dará dos conciertos los días 16 y 17 de abril de 2010 en la emblemática Iglesia de las Calatravas y en el Auditorio Nacional respectivamente.

Juan María Esteban (JME): Estimado Maestro , en primer lugar, gracias por acceder a esta entrevista. Después de oír a su Cor Vivaldi, uno piensa que esa madurez musical solo se consigue con los antiguos métodos de internado para los niños. Este no es el caso de su coro. ¿cuál es el secreto de tanto entusiasmo y tanta calidad? ¿cómo es el funcionamiento de su coro dentro de un colegio?

Maestro Oscar Boada (MOB): La verdad es que no hay secreto, aunque a mí me gusta decir que el secreto del Cor Vivaldi es una ecuación donde hay que despejar distintas incógnitas:

-Cantores
-Padres y madres de cantores
-Dirección de la escuela
-Dirección del coro

La combinación de todas ellas da como resultado el Cor Vivaldi. Si fallara la dirección de la escuela, por ejemplo, el resultado final tendría que ser, forzosamente, otro muy diferente, porque si no existe la convicción profunda que lo que hacemos vale la pena, todo el trabajo que se pueda llevar a cabo, se puede volver estéril. Evidentemente, el sonido del coro, que es la marca de fábrica, por así decirlo, es responsabilidad absoluta del director, como lo son  también el fraseo, pronunciación, interpretación, etc…

Pienso que para que un “Cor Vivaldi” pueda tener lugar en alguna escuela, la primera cosa que debe de existir es el compromiso vital del director de coro en hacer algo digno de oirse, no solo en la escuela sinó donde sea. Para ello es imprescindible  pensar en repertorios, nuevos retos, compromisos artísticos. No es tarea facil, y más en los tiempos que corren ahora ( malos tiempos para la lírica…) pero creo que recompensa…

JME: Ha tocado Vd. un punto fundamental: el apoyo de la dirección del colegio. ¿podría explicarnos, cómo ve la dirección de su colegio al Cor Vivaldi? ¿Qué medidas adoptan para que haya un respeto hacia esta actividad?

La dirección de la escuela siempre ha visto al coro como una muestra del nivel que es posible obtener con una línea adecuada. El coro viene a ser, en definitiva, una especie de símbolo de la escuela .

Desde que decidimos que el coro tenia que tener un nivel internacional, la dirección de la escuela estuvo a favor de una suerte de régimen especial para los integrantes del coro, consistente en una cierta elasticidad a la hora de poner exámenes, pruebas o lo que pueda ser. De toda manera, nuestra vida no es todo lo fácil que quisiéramos… por ejemplo, las chicas que cursan bachillerat solo pueden venir 3 de los cinco dias de ensayo y, en fin… no es oro todo lo que reluce, pero lo que si es claro es el apoyo institucional a nuestro proyecto, que no solo respetan profundamente sinó que ayudan en todo lo que podamos necesitar, sin ninguna estrechez de miras, con absoluta generosidad y empatia!

JME: Se ha hablado mucho de la potente herramienta pedagógica que es la música. ¿qué podría Vd. contar a este respecto, sobre todo, pensando en un coro como el suyo, y de nuevo, discúlpeme Vd. que insista, incluído en un colegio?

MOB:  Ciertamente, se ha hablado mucho de la importancia de la música como herramienta pedagógica. Me atrevería a decir que hasta la saciedad! La música ha llegado a ser como aquellos productos que anunciaban los charlatanes de feria:

“- Cura las varices, los granos de acné, desinfecta los alimentos, añade brillo a la mirada”
“- Y los pies planos? Cura los pies planos?”
“- Y sobretodo ,  cura  los pies planos!”

Pues un poco así… aunque es innegable que su cultivo promueve una sensibilización que no viene mal a nadie, a parte de educar en la disciplina, que es una cosa , que se utilitzaba antes, que va muy bien para trabajar, sabe?

Pero… si no es música de calidad, si no está bien hecha, si no está bien dirigida… entonces, no sirve para nada más que para divertimento y, sinceramente, no veo yo que en España, en las escuelas, se plantee  una visión de la música respetuosa con sus creadores, sinó más bien al contrario (con honrosas excepciones, claro, que las debe de haber…)

Le pondré un ejemplo que me entristece profundamente: hace muy poco fuimos invitados a actuar como colofón de un concierto en el que 150 profesores de música de secundária unian sus voces en un coro. Qué se puede esperar de un coro de profesores de música? Pues nada más y nada menos que la excelencia, claro!  En lugar de esto ofrecieron un concierto con obras de música ligera catalana cantadas a dos voces y con un nivel vocal muy lejos de ser el adecuado!  Sirve este ejemplo para definir el actual nivel de la música en las escuelas?  Si los profesores de  música de nuestros niños y niñas nos ofrecen este nivel, podemos esperar  un alto nivel en nuestras escuelas? La música seguirá siendo una “maría”, claro!

JME: ¿Qué le diría Vd. a una institución como puede ser un colegio religioso, para convencerles de que hagan una escolanía dentro del colegio?

MOB:  Una escolanía, con toda su carga litúrgica, debería ser obligada en un colegio religioso! Si tienen a la persona adecuada, por qué no se atreven? Por otra parte, una escolanía o coro que cante dignamente es un eficaz tarjeta de visita para una escuela, sea o no religiosa! Una agrupación musical  que realice una notable acción artística en una escuela, significa que la escuela en cuestión es capaz de cuidar los detalles y que sabe exigir lo mejor de sus alumnos.

Existe mejor propaganda que esto?

JME: Perdóneme, maestro, pero de cada una de sus respuestas, me surgen cantidad de preguntas nuevas. 1º: En su caso, la institución que cobija al coro es laica y esto es bastante infrecuente. ¿Podría ampliar esta información, sobre todo dada la excesiva asociación coro infantil=iglesia Y 2º: Vd. mismo acaba de afirmar de una manera muy clara, la carestía de buenos profesionales de la enseñanza en la Música… ¿por qué hay tan pocos buenos directores de coro infantil? Si Vd. fuera director de un Colegio y no un músico… ¿dónde acudiría para encontrar a una persona formada y encargarle una escolanía para su colegio?

MOB: Nuestra escuela es, ciertamente, laica. Pero ello no es impedimento para constituir un buen terreno de siembra, como así ha demostrado ser. El problema no es, claro está, laica o religiosa, la dicotomía es: sensible a o no sensible a, me explico? Hoy en dia, lo que más encontramos es, lamentablemente, el “no sensible a” y claro, así nos luce el pelo!

Por otra parte, la especialidad coral, no nos engañemos, es una segunda división en el terreno de la música. La primera es la orquesta, claro. Ya pueden imaginarse que si el género coral está en segunda división, donde estarán los coros infantiles!

Nadie o casi nadie quiere hacer una carrera como director de coro infantil, más bien uno se transforma en director de coro infantil, como así fue mi caso, a partir de una carrera como instrumentista. Hay pocos buenos profesionales en la enseñanza de la música, es verdad. Sería diferente para esos buenos profesionales que deciden evitar la enseñanza si en las escuelas existieran incentivos para su labor ( orquesta, coro, etc…) pero claro, este es un pez que se muerde la cola: donde están los buenos profesionales y donde están las buenas  escuelas que atraerán a esos profesionales?

Yo, claro, si fuera director de un colégio acudiría sin dudarlo a Oscar Boada, que me consta que lleva algunos años trabajando, con cierto éxito y que, además, no ha recibido NUNCA ninguna oferta de ninguna entidad coral, pero que, en cambio aceptaría colaborar y trabajar con cualquier entidad que le ofreciera entusiasmo y ganas de hacer cosas bien hechas al máximo nivel posible!

JME: Hace Vd. un análisis muy fino y acertado de la situación: no sé cómo será en Cataluña: en Madrid estudiar Dirección de Coro no era nada atractivo. El puesto de director de coro no era remunerado. Esto hacía que los directores que había fueran unos auténticos diletantes. ¿Cómo es la situación en Cataluña? De los 3 coros profesionales que hay en Madrid, los tres son dirigidos por directores catalanes. No me puedo creer que esto obedezca a una casualidad ¿qué podría resaltar al respecto?

Nada obedece a la casualidad, o muy pocas cosas….así, en este sentido, no es casualidad que en Barcelona solo exista un solo coro profesional, con salarios profesionales, que es el del Liceo. Ahora parece que el Cor de Cambra  del Palau, que como sabéis dirige, también, Jordi Casas, empieza a tener una remuneración más acorde con su dedicación horaria.

Actualmente existe una cierta preocupación por reglamentar (socorrooooooo!!!!) la labor de los directores de coro en Catalunya. En general, como te puedes imaginar, el sueldo es muy justo, aunque, claro, con honrosas excepciones. Muy pocos coros pueden pagar a un director full time, lo cual quiere decir que los directores tienen que buscarse la vida dirigiendo tantos coros como puedan para llegar a fin de mes. No debe de ser tan diferente a la realidad del resto de España…

En cuanto al hecho de que, en la actualidad, los tres coros profesionales de Madrid estén bajo las batutas de tres directores de coro catalanes, es una casualidad, porque han decidido escoger tres de los mejores directores que existen en nuestro panorama y, mire usted por donde, los tres son catalanes!

Es ello fruto de una política coral determinada? Pues probablemente…aunque el mundo coral catalán ha estado, desde siempre, abierto a Europa, de donde hemos recibido notables influencias de diversos pedagogos: Pierre Cao, Erik Ericson, etc… y ello, claro, podría haber influido enormemente en la formación de lo que yo llamo la “punta del Iceberg”.

Pero, por cierto, te olvidas que en Madrid existe o existía, al menos, un cuarto coro profesional, el del Real, que por cierto, también estuvo en manos de Jordi Casas, al mismo tiempo que dirigía el coro de la Comunidad y el del Palau… mucho trabajo para un solo director, no?

JME: En efecto, no he mencionado el Coro del Teatro Real, porque, como Vd. dice “existía”. Creo que el exceso de trabajo y responsabilidades que Vd. menciona le hizo pagar al Maestro Casas un alto precio: infarto al corazón. Estuvo un tiempo realmente asustado. Hablando de otra cosa, en Madrid tenemos un problema serio desde hace años. Como no hay tradición coral, hasta hace poco, y aún ahora, los directores de coro no cobraban. (y siguen sin cobrar, por lo menos dignamente) Esto hace que los músicos no se preparen seriamente para dirigir: no merece la pena el titánico esfuerzo de hacer una carrera tan complicada como es la de Dirección de Coro, para que luego te paguen, 50 € el ensayo, sin seguridad social, y sólo los ensayos que realizas. Es decir, en veran, no cobras. En algunos coros en esos 50 € ya están incluidos viajes y conciertos, que no te pagan aparte. ¿Cómo es la situación en Cataluña?

MOB: Pues, en general, es exactamente la misma, solo que….en catalán. Como los coros no generan dinero, sino que lo pierden, no pueden ofrecer un dinero que no tienen. En mi caso, tengo un salario digno, porque conjuntamente al trabajo de director del Cor Vivaldi (que también pierde dinero, por cierto….)  llevo a cabo la labor de profesor de música en primaria y secundaria ( pocas horas, todo hay que decirlo) y dirijo la escuela de música de IPSI ( nuestra escuela) que  cuenta con una plantilla de 14 profesores y un importante  número de alumnos de distintos instrumentos.

JME: Una pregunta que ya es un tópico: ¿qué diferencia encuentra entre dirigir un coro de adultos y uno de niños?

MOB: La única diferéncia que existe es que los adultos son más infantiles!

Hecha la broma, a mi me parece que la entrega que puedes tener con un coro de niños no se puede obtener con un coro de adultos, por muy profesional que este pueda ser, al menos por lo que a mi refiere! Siempre pensando en un alto nivel, un coro de niños  o niñas requiere  un trabajo más lento, más paciente. Lo que puedes hacer en un ensayo con un coro de adultos (de nivel alto, repito!) no lo podrás hacer con un coro de niños, que necesitarán más tiempo y dedicación. La comunicación no tiene porque ser diferente. Todos buscamos que se nos trate bien y que, a ser posible, nos quieran y aprecien. Tampoco a nadie le  gusta aburrirse en los ensayos y pasar pánico en los conciertos… no, definitivamente, para mi, no hay grandes diferéncias aunque si hay matices, claro. Los niños aún no han aprendido a decir: esto no lo puedo hacer. Ellos y ellas creen que si su director se lo exige, podrán llegar a hacerlo y… están en lo cierto. Los niños, parafraseando a Truffault, tienen la piel dura! En cambio, con un coro de adultos, todos ellos con sus bagages diferentes, carácteres, eventuales frustraciones, etc… a la que unos cuantos creen que aquello no será posible… no será posible, y se establecerá una dinàmica negativa entre director y grupo

JME: Muchos padres opinan que el esfuerzo que hacen sus hijos por las actividades extraescolares, o por el coro, es innecesario y tienen miedo de que los resultados académicos se resientan por este motivo. ¿Qué opina al respecto? ¿Cómo son los padres de los niños su coro?

MOB:  Si, esta pregunta es un “must”. No obstante, le puedo decir sin rodeos que  no hay nada que temer: los alumnos que son brillantes en la escuela, lo seguirán siendo. Los que no lo son, probablemente no serán brillantes por el hecho de cantar en el coro, pero es posible que puedan llegar a brillar con luz propia a través del canto y la música!

En cuanto a los padres y madres, ya he dicho antes que constituyen una de las incógnitas de la ecuación/secreto del Cor Vivaldi. Si no están comprometidos e ilusionados, no habrá nada que hacer. Cantar en un coro como el nuestro exige compromiso y un cierto sacrificio, si no hay esta voluntad por parte de los padres y madres, no será posible llevar a buen puerto nuestros compromisos profesionales.

Nuestros progenitores son, en este sentido, como Mary Poppins: prácticamente perfectos!

JME: En todo el mundo la película “Los Chicos del Coro” supuso un auténtico revulsivo y hasta una moda. ¿cómo se vivió en Cataluña? ¿Qué cree Vd. que queda de todo ello?

MOB:  Pues así como dice usted, fué un gran boom. Personalmente, yo fuí muy crítico con el film, sobretodo por sus múltiples errores musicales! Un coro tan digno como el de la película no se saca con aquellas voces, por favor! …y menos aún con el poco tiempo que tiene aquel buen hombre, y un harmonium suena como un harmoniun y no como un piano…

Pero claro, hay que reconocer que la película fue una guinda para el coro, para la Maitrise de Saint Marc!  Aún viven del éxito de la película, a esto se le dice tener suerte!

JME: Todos  conocemos en Madrid, la fama de los escolanos Montserrat. ¿qué gana y qué pierde un niño interno en una institución como Montserrat? ¿Cuál es la diferencia, con  las niñas de su Cor Vivaldi, desde el pinto de vista no musical, sino vivencial?

MOB: La Escolania de Montserrat es paradigmática. Para mi ha sido y es  un ejemplo de escuela musical, muy, pero que mucho, superior a la de los Wiener Sängerknaben!

Para mí, un niño que entra en la escolania gana muchos enteros en formación musical, a parte de la espiritual si es creyente. En ningún otro lugar de Catalunya puede obtener una formación tan intensa y tan activa como la que puede tener en la Escolania. Esto es así y no tiene vuelta alguna. Claro que también renuncia a cosas… la vida en familia, por ejemplo, aunque en la actualidad se les permite vivir en sus casas, si así lo desean…

Nuestra formación es, por fuerza, más ligera que la formación que obtienen en Montserrat. A nivel vivencial, yo diria que nuestras niñas tienen también un nivel de experiencias tanto musicales como humanas que las acerca mucho a las que pudieran tener en Montserrat, pero insisto que nosotros no les podemos ofrecer, ni de lejos, la dedicación a la música que obtienen en el monasterio, pero, entre nosotros….qué felicidad poder contar con tanto tiempo para música y tener a los cantores absolutamente concentrados en la música. Nosotros ya somos privilegiados: trabajamos 50 minutos cada día, pero claro, hacemos cuatro programas diferentes en cada curso más los extras que puedan haber y…..digamos que no nos sobra el tiempo!

JME. Vd. estudió en Inglaterra. Por qué las enseñanzas de Música están allí tan avanzadas y parecen tan divertidas? Se dice muchas veces que allí no estudian solfeo, y sin embargo, son los músicos que mejor cantan a prima vista. ¿qué opina de todo ello? ¿Cree que es un modelo exportable a España?

MOB: Más que estudiar en Inglaterra, aunque obtuve una titulación inglesa, yo fui influido por el sistema inglés.

Primeramente por Simon Johnson, director del Orfeó Català, con el que comencé mi oficio de pianista acompañante. Johnson llevó a Barcelona una  nueva manera de hacer, mucho más imaginativa, artística, profundamente musical, muy diferente de la que se estilava por aquel entonces. El ritmo tenia una importancia vital en su manera de ver la música… Johnson,era, a la vez, muy pedagogo y muy vital y nos despertó a todos! Posteriormente asistiría a cursos en Inglaterra de dirección y encontraría exactamente esta manera de hacer música. Admirado, decidí importar en Cataluña el sistema de exámenes del Associated Board of the Royal Schools of Music.

Yo creo que   en Inglaterra la música está avanzada porque parten de una tradición de “music making” muy intrínseca, muy suya. Están acostumbrados a hacer música de cámara de manera repentizada, lo que requiere un alto grado de habilidad lectora. Esta tradición se ha mantenido (gracias a Dios… ) y ha conseguido llegar hasta hoy absolutamente viva. A nivel vocal, lo mismo, si no más! Cuente la cantidad de coros de primera fila que disponen de sopranos niños y observe su calidad, su empaste, su afinación: IMPECABLE. Ellos no estudian solfeo como nosotros, lo hacen a través del instrumento y, entre nosotros, que lo sigan haciendo así por muchos años!

JME. Supongamos que un sobrino suyo, o su propio hijo, aunque no sé si es Vd. padre, le dice que quiere ser Director de Coro. Pregunta tópica, pero pragmática: ¿dónde lo enviaría Vd. a estudiar? ¿Qué pasos debe de seguir un joven de hoy para estar realmente preparado?

MOB: En el caso hipotético que estuviera seguro de llevar a cabo estos estudios le recomendaria:

a) el mejor dominio posible del piano
b) el mejor dominio posible de la voz
c) cantar en el mejor coro posible
d) observar los mejores maestros
e) ser  muy curioso y preguntar a quien él considere que le puede dar algo
f) buscar un buen curso de dirección continuado ( los hay de muy completos) alternar con cursos en el extranjero ( Inglaterra, es una posibilidad)  y sobretodo, si quieres dirigir: dirige!!

JME. De los dos conciertos que ofrecerá en Madrid, yo le pediría que me hablase del Concierto Benéfico para Agua de Coco el día 16. No es en absoluto habitual poder escuchar a unos niños con esta calidad, en un programa íntegro a capella. ¿cómo es el programa?

MOB: El programa pienso que es muy atractivo, aunque muy, pero que muy exigente. En veinte años jamás habíamos ofrecido antes un concierto  de dos partes enteramente  a cappella. En él  podemos encontrar desde canciones populares japonesas, finlandesas, italianas, hasta la misa de André Caplet y el Pater Noster de Bengt Johannson, auténticas obras maestras las dos!.

Siempre procuramos que los programas sean lo más atractivos posibles para coro, público y también para el director, que al fin y al cabo es quien más veces escucha el repertorio!

JME ¿Ha escuchado a nuestras chicas de Magalasy Gospel, coro de Madagascar de la Fundación Agua de Coco? ¿qué opina del proyecto? ¿qué le ha invitado  aceptar ofrecer este concierto desinteresadamente? Queremos darle las gracias y decirle a nuestro público que  la entrada es libre.

MOB: Me parece extraordinario el proyecto de la Fundación Agua de Coco. De hecho, uno de los motivos por el cual decidimos aceptar este concierto benéfico fué porque el proyecto nos sedujo inmediatamente.

En cuanto al coro Magalasy Gospel, tengo que decir que la música ( que ya sabemos que lo cura todo…) puede también jugar un papel importantísimo en la vida de estas chicas que pueden encontrar, a través de ella, una razón de progresar, de aprender, de inspirarse, de mejorar, en todos los sentidos.

JME: Maestro, le damos las gracias por su tiempo, le deseamos mucho éxito y una feliz estancia en Madrid.   Ah… y que vuelva pronto con sus niñas Vivaldi, o al frente de otra agrupación, que siempre será un placer tenerle entre nosotros.

MOB: Muchas gracias a vosotros y hasta siempre!

Juan María Esteban

Óscar Boada, director

Licentiate of the Royal Schools of Music en dirección coral, es el director de música de la escuela IPSI (Institució Pedagògica Sant Isidor) y fundador y director titular del Cor Vivaldi: Petits Cantors de Catalunya.

Pianista titular de l’Orfeó Català durante más de trece años, ha colaborado con orquestas de prestigio internacional y con los más importantes directores del panorama actual. Mención Especial Premi Ciutat de Barcelona. Ha obtenido el premi “Reus” de composición para voces infantiles, y ha estado galardonado en el I Concorso Internazionale “Marielle Ventre” per direttori di Coro. Ha sido miembro del jurado del Festival Internacional de Música de Cantonigròs, en Torrevieja i en Tours (Francia). Está reconocido como uno de los más destacados especialistas en coros de voces blancas y es autor de varios métodos didácticos para la educación musical en la escuela. Muy a menudo se le solicita para cursos, conferencias y encuentros internacionales.

Con el Cor Vivaldi ha realizado tournées por varios paises de Europa, Estados Unidos y Argentina donde siempre han obtenido un gran éxito de crítica y de público.


No te pierdas las últimas noticias en portada.

Tags: , , , , ,

Posts relacionados:

Deja tu comentario

Debes registrarte para comentar.