Inicio » cursos, Eventos

Kantuz 98: Entrevista a Brady Allred

Publicado por el 08 August 2012 Sin Comentarios

La Confederación de Coros del País Vasco comparte con nosotros el artículo publicado en el nº 98 de su revista KANTUZ en el que Nerea Pikabea entrevista a Brady Allred con motivo del curso que impartirá en Tolosa los días 10 y 11 de noviembre.

Música americana en Tolosa

El maestro estadounidense Brady Allred ofrecerá un curso sobre música coral americana de la mano de la Federación de Coros de Gipuzkoa. El curso titulado “América canta: una experiencia coral con Brady Allred” se celebrará los días 10 y 11 de noviembre en la Escuela de Música Eduardo Mocoroa de Tolosa, dentro del curso de otoño organizado anualmente.

La Federación de Gipuzkoa ha abierto el plazo de inscripción para el curso de otoño, que finalizará el 5 de octubre de 2012. El precio del curso es de 43 euros para aquellas personas federadas en Gipuzkoa, y de 85 euros para el resto.

Brady Allred, director del Salt Lake City de Utah: “Hacer música es conectar con la gente, permitiendo que la música nos emocione“.

Va a ofrecer un curso en otoño sobre música americana. ¿Exactamente en qué consiste? ¿Con qué tipo de partituras va a trabajar?

Aunque se considere la música coral americana bastante joven o nueva comparada con la tradición europea, en los Estados Unidos ya está considerada como un movimiento muy rico, diverso y excitante. Hay un gran repertorio, sobre todo de los últimos cincuenta años, que refleja muchos estilos, sonidos, texturas y tradiciones de todas las zonas de los Estados Unidos. Todavía estoy preparando el programa, pero quiero mostrar una gran variedad de nuestra música: obras tradicionales de famosos compositores (Copland, Barber, Bernstein), himnos y música sacra, música espiritual y góspel, jazz vocal, ópera contemporánea y teatro musical americano, folklore, arpa sagrada, y otros estilos y tradiciones musicales. También quiero mostrar la música de algunos de nuestros compositores actuales que son mundialmente reconocidos y de otros que deberían de ser más conocidos (¡pero que no tienen tan buenos promotores y managers!)

¿Cuál va a ser su objetivo con este curso?

Mi objetivo es compartir los secretos de esos estilos diferentes con los directores vascos que participarán en el taller. Hay muchos estilos de producción vocal, tonalidad de colores, varios tipos de dicción / pronunciación y también “costumbres” que no están escritas, que invierten en una mejor interpretación de la música. Demasiadas veces no tenemos el suficiente conocimiento y preparación al enseñar una nueva obra a nuestro coro proveniente de otro país o tradición distinta. ¡Incluso a algunos directores les da miedo pedir ayuda a sus colegas! Intentaré romper todas las barreras y enseñar cómo pueden conseguir estos objetivos. Finalmente, quiero disfrutar del proceso. Hacer música es conectar con la gente, permitiendo que la música nos emocione y nos una de una manera especial y que se genere una conexión espiritual. Entonces se crea “la magia”.

Hace dos años pudimos disfrutar de su coro y el espectáculo que sus coralistas ofrecieron en el Certamen de Tolosa. Consiguieron el premio del público. ¿Cómo hacen para cautivar al público? Fue importante el trabajo que realizaron en el escenario. ¿Cree que habría que utilizar más la coreografía en las actuaciones? ¿Quizá también habría que trabajar un repertorio más diferente, más cercano al público general?

Los artistas vocales de Salt Lake, el coro de cámara Salt Lake Artists y yo disfrutamos muchísimo en el País Vasco, y sobre todo, en el certamen de Tolosa. Yo creo que siempre que se pueda los cantores deberían de conectar con la audiencia a través de una puesta en escena completa. Para que esto ocurra debemos de estar muy bien preparados, incluso ser capaces de interpretar sin las partituras para poder conectar con nuestros ojos. Es también muy importante cautivar a la audiencia con un programa diverso, creativo y que explore muchos tipos de emociones. La elección del repertorio y el orden en el que se cante puede marcar la diferencia a la hora de triunfar llegando a la audiencia. Pienso que programar un concierto es como organizar una cena especial – debes de tener diferentes platos, deben de ser servidos en el orden correcto, y por supuesto, deben de ser ¡frescos, creativos y muy sabrosos! ¡He estado en demasiados conciertos en los que solamente había carne! El movimiento, el sonido y la presentación del coro son muy importantes para mí. Diferentes formaciones sobre el escenario facilitan una experiencia sonora distinta para los cantores y la audiencia, y también un cambio visual. Si la música que estamos interpretando se compagina con una coreografía completa o incluso sólo con un sutil movimiento, tiene un efecto muy positivo en el modo y el espíritu de la actuación. Incluso cuando estoy interpretando música muy tradicional, me suele gustar pensar en formas de interpretarlo de una manera fresca y elocuente. Me gusta demostrar que mis coros pueden cantar cualquier tipo de música con el sonido adecuado, el estilo adecuado y el más alto nivel; pero con un elemento extra de conexión espiritual profunda. Cuando ayudamos a la gente a sentir profundamente, desde el más profundo dolor a la mayor alegría, sabemos a ciencia cierta que esta experiencia nunca será olvidada.

¿Qué conoce del movimiento coral del País Vasco? ¿Conoce a los compositores vascos y el trabajo que éstos hacen? ¿Qué opinión tiene sobre ello?

Mi primera experiencia con un director vasco fue con Javier Busto. Su música estaba disponible en los Estados Unidos y me encantó. El primer año que participé con un coro en Tolosa fue para el European Grand Prix, y nosotros teníamos en el programa el Ave María de Javier Busto. ¡Estábamos muy felices (y nerviosos al mismo tiempo) de verlo en el Jurado! Desde entonces, he tenido la oportunidad de conocerlo bien y trabajar con él muchas veces. También he tenido el gran placer de trabajar con Josu Elberdin. Nos gustó tanto su música (Segalariak fue una de las obras obligadas para el certamen), que le pedimos que nos compusiera una nueva obra para ¡el Simposio Coral Mundial de Argentina! Estábamos muy orgullosos de estrenar su Cantate Domino (¡el cual incluye palabras inglesas, latinas y vascas!) en muchos países a lo largo del mundo. David Azurza, Julen Ezkurra y Xabier Sarasola son otros compositores cuyas obras hemos interpretado y nos gustan muchísimo.

¿Qué características subrayaría de la música coral vasca y de los compositores vascos?

Estoy muy agradecido a Luis Espinosa y Luis Ceberio por haberme introducido en la música coral vasca. Gracias al Certamen de Tolosa, el mundo ha podido conocer más verdaderamente/verazmente acerca de la lengua, cultura, folklore y tradiciones vascas. También hemos podido conocer algunos grandes compositores del País Vasco. Los miembros de mi coro, que son también directores, han compartido la música que hemos aprendido con sus propios coros, así ¡la música y la cultura vasca ha pasado hasta América! Estoy verdaderamente impresionado con el modo en que los compositores vascos han arreglado las canciones del folklore vasco. Están perfectamente trabajados en la forma, en harmonía y en la voz. Está claro que conocen y entienden la voz cantada. También aprecio toda la nueva música que se está produciendo. Ya no hay que crear música “fea” y “atonal” para ser considerado un compositor serio. Hay demasiada belleza en el mundo para no permitirlo reflejarlo en nuestra música. Cuando pienso en los vascos, ¡sonrío y escucho el irrintzi en mi mente! (lo cual, por cierto, a todos mis coralistas ¡les encanta hacerlo!).

(Traductora del inglés al castellano Aloña Amundarain).


No te pierdas las últimas noticias en portada.

Tags: , , ,

Posts relacionados:

Deja tu comentario

Debes registrarte para comentar.