Inicio » Ad libitum, Aportaciones, De interés

La expresividad en la dirección coral y su influencia sobre el coro, por Ana Val Claraco

Publicado por el 13 February 2015 Sin Comentarios
Ana Val Claraco nos hace partícipes de las conclusiones de su investigación musical sobre el proceso de comunicación no verbal del director y el impacto que causa sobre el coro. Un auténtico privilegio. Muchas gracias!

La expresividad en la dirección coral y su influencia sobre el coro

Hace un tiempo decidí irme a estudiar a Suecia, probablemente uno de los países donde el canto coral está más valorado. Allí realicé en la LTU (Universidad Técnica de Lulea), la Universidad más al Norte de Europa, un Master en Dirección de Coro y Orquesta. Como profesor de Coro tuve la inmensa suerte de poder estudiar con Erik Westberg, mundialmente conocido por su grupo vocal “Erik Westberg Vokalensemble” a los que tuve la oportunidad incluso de dirigir en algunos ensayos.

El caso es que durante el Master teníamos que realizar un trabajo de investigación, una tesis. Esto para mí fue una oportunidad fabulosa para estudiar sobre un tema que me apasiona desde hace años; el gesto del director de coro y cómo puede influir en los cantores.

Desde que comencé hace años mis estudios de dirección de coro, siempre me ha fascinado la influencia del gesto sobre la voz y por tanto sobre el sonido del coro. Cómo es posible que el mismo coro, las mismas personas, suenen diferente si les dirige una persona u otra, incluso la misma, pero de diferente manera. A todos nos ha ocurrido que no todos los días dirigimos con la misma energía y eso se refleja en la respuesta de nuestro coro. Con la tesis tuve la ocasión de poder profundizar en este tema teniendo los medios necesarios para llegar al menos a algunas conclusiones.

Para comenzar a investigar acerca del proceso de comunicación entre coro y director durante una interpretación musical, me planteé algunas cuestiones;

¿Cómo influyen en el sonido del coro los diferentes gestos, expresión facial y lenguaje corporal del director de coro?

¿Cuáles son las diferentes respuestas del coro durante la interpretación de una obra según la manera en que se dirija?

¿Cuáles son las actitudes de los cantores frente  a diferentes tipos de comunicación no verbal?

Para intentar responder a estas cuestiones, realicé un experimento; Elegí dos obras muy contrastantes entre sí, de diferente carácter:

“Som ett blommande mandelträd” de Hildor Lundvik; Se trata de una obra típica sueca, de tempo lento y largos fraseos. Es una obra de suave expresividad, con cambios pequeños y graduales.

“Odi et Amo” de Carl Orff;  Esta obra por el contrario tiene un carácter más contrastante; tempos rápidos, cambios súbitos, diferentes dinámicas y fraseos cortos. Es una obra que transmite mucha intensidad y tensión durante su ejecución.

Para interpretar las piezas, trabajé con un coro amateur y un coro profesional separadamente y en sus lugares habituales de ensayo, para preservar el carácter de normalidad en su ámbito de trabajo.  La parte artística del proyecto consistió en dirigir cada obra de dos maneras diferentes. Una manera con mínima expresividad y una segunda forma más expresiva. Como complemento a la investigación, les pasé a cada coralista un cuestionario con diferentes preguntas que respondían anónimamente, para conocer su opinión acerca de las versiones de la obra y así poder compararlo con mi propio criterio.

Este experimento fue grabado en video con dos videocámaras, una grabando al coro y otra grabando al director. Posteriormente estudié visionando estos videos, cómo eran las reacciones del coro, si miraban al director o no, cómo estaban sentados, etc. También visioné la figura del director en una versión y en otra, sus gestos, sus movimientos, su actitud…  Así fui elaborando un estudio comparativo, redactando lo que escuchaba y lo que veía en cada coro, en cada obra y en cada versión.

Ana Val-4

El tratamiento de las respuestas de la encuesta fue más complicado de lo que en principio había pensado, puesto que elaboré gráficos comparativos de cada pregunta. Había preguntas de diferentes tipos;

–          Preguntas con respuestas alternativas para elegir una de ellas.

–          Algunas donde tenían que graduar los ítems de menor a mayor

–          Preguntas de respuesta libre

Estructuré la encuesta en tres partes;

–          Una primera parte con preguntas referentes a la primera versión de cada obra.

–          Una segunda parte con preguntas referentes a la segunda versión de cada obra.

–          Una tercera parte con cuestiones generales.

Cada cantor rellenó dos encuestas, una para cada obra. A lo largo de la encuesta preguntaba cuestiones como si entendían el lenguaje no verbal del director, si había conexión entre coro y director, y por supuesto, qué versión les había gustado más. Posteriormente y con los resultados expresados en gráficos y porcentajes, tuve la oportunidad de comparar las respuestas de cada coro y de esta forma, conocer su opinión respecto de la interpretación expresiva e inexpresiva de cada obra. También reflejé y comparé las opiniones del coro profesional y del coro amateur. A continuación os muestro un ejemplo:

3- Did you understand the nonverbal language of the conductor in the first version?

a- Yes                        b- No               c- Sometimes

SOM ETT BLOMMANDE MANDELTRÄD

Ana Val-5

En este caso la pregunta es “¿Entiendes el lenguaje no verbal del director en la primera versión?”.  La primera versión era la inexpresiva, donde sólo marcaba el tempo y daba las entradas, pero de una forma muy neutra. Aquí podéis ver la respuesta de los diferentes coros y en qué porcentaje respondieron a cada ítem.

Comparando las respuestas de todos los coralistas que realizaron el experimento y visionando los vídeos, pude concluir que la expresión facial era relevante, así como la conexión e interacción con el director. También valoraron muy positivamente que previamente al comienzo, el director creara una atmósfera determinada, según el carácter de la obra, para captar su atención.  Prefirieron la versión expresiva de cada obra frente a la inexpresiva. Aunque consideraron más importante la indicación de matices en “Odi et Amo” que en “Som ett blommande mandelträd”.

La expresión facial y el lenguaje corporal del director de coro son más importantes de lo que en principio puede parecer. El coro antes y durante la interpretación de una obra mira al director y en cierto modo, el coro refleja lo que percibe que tiene delante. Mención aparte requeriría el uso de la partitura que tendría que ser un apoyo y nunca un obstáculo en este proceso de comunicación entre coro y director.

Una buena expresividad, un gesto claro que ayude a cantar, siempre será mejor acogido por los cantores que un gesto impreciso o que no corresponda con el carácter de la pieza musical. Por eso es importante que previamente se cree una atmósfera para imbuirnos posteriormente en una mejor interpretación y de este modo, la conexión entre director y coro será más fluida y más dialogante. Durante el proceso de dirección de una pieza musical se crea una suerte de diálogo donde por un lado el director demanda determinados aspectos y el coro responde, y por otro el coro le “pide” al director que les muestre la manera en que quiere interpretar la obra.

De esta manera la obra musical transmitirá y llegará a quienes desde fuera estén escuchando. Vamos a poner un ejemplo muy común. Algunas veces cuando escuchamos a un coro en un concierto, hay obras que al escucharlas nos emocionan (nos “llegan”) aunque el coro no sea el mejor coro del mundo. Otras veces escuchamos coros que técnicamente son muy buenos, pero nos dejan “fríos” porque no transmiten lo suficiente. ¿Por qué sucede esto? Probablemente porque estos elementos de los que estamos hablando están presentes en mayor o menor medida.

Ya no se trata sólo de una cuestión de calidad del coro, que por supuesto tiene que cumplir los requisitos que todos conocemos (afinación, etc), sino que se trata de dar un paso más que empieza por la figura del director, el cual debería tener en cuenta además del aspecto técnico, estas cuestiones más psicológicas y emocionales.

DSC_0202

Hay tres elementos por tanto a tener en cuenta:

1- Gesto: Hablamos de gesto cuando nos referimos al movimiento de codos, brazos y manos como una unidad y con coordinación. Una buena colocación de estos elementos no solo ayudan a una mejor técnica de dirección, sino que además transmite en mayor medida.

2- Expresión facial: La expresión facial es complementaria al gesto y un factor muy importante en la expresividad del director. La expresión facial promueve la comunicación expresiva con el coro. Cuando hablamos de comunicación no me refiero sólo a comunicación visual, sino a comunicación en general. Los elementos que participan en este proceso son ojos, cejas y boca, aunque también intervienen los músculos faciales en general. Una correcta expresión facial, revaloriza el gesto y contribuye a que el coro se sienta más apoyado por el director. Esto revertirá en una mayor colaboración del coro para una mejor interpretación de la obra (el diálogo al que hacíamos alusión anteriormente).

3- Lenguaje corporal: También es complementario al gesto.  El lenguaje corporal es muy importante en la comunicación no verbal junto con la expresión facial.  A través de nuestro lenguaje corporal, expresamos muchas cosas. Para el coro siempre les va a ayudar más a la hora de cantar. La respiración por tanto es muy importante en el lenguaje corporal que mostramos. Que el director respire junto con el coro es también un medio de comunicación, transmitiendo relajación o tensión según el carácter de la obra en ese momento.  Cuando el coro perciba estos signos y actitudes en el director, colaborará positivamente.

Como consecuencia de mi estudio, he podido comprobar que estos elementos influyen en el sonido del coro (calidad, emisión, afinación, fraseo…) porque su actitud es diferente. He apreciado que los coros amateur son más sensibles a estos cambios que un coro profesional, pero en cualquier caso, todos valoran que el director se implique en el proceso de comunicación ya que así se sienten más cómodos cantando. Por tanto, no sólo es importante tener un buen gesto de dirección, sino que tenemos que prestar atención a nuestra expresión facial y a nuestro lenguaje corporal, ya que el coro nos percibe como un todo.

Con esta investigación, he pretendido aportar ideas que permitan a los directores tener un mayor nivel de autoconocimiento tanto a nivel técnico como de  interacción con el coro. Espero que estas líneas os hayan ayudado a reflexionar un poco acerca del fascinante mundo de la dirección coral. Si tenéis alguna consulta podéis escribirme a valclaraco@gmail.com

Si os apetece leer la tesis completa donde profundizo en la materia y de paso practicar un poquito el inglés, pinchar en el siguiente enlace:

Expressiveness in choral conducting and its influence on the choir

Ana Val Claraco Titulada Superior en Dirección de Coro. Directora de la Coral darocense Ángel Minguote, de la Coral Miralbueno, y de los Coros Infantil y Senior de la Sociedad Artístico Musical de Magallón.

Manos Whitacre


No te pierdas las últimas noticias en portada.

Tags: , , , , , , , ,

Posts relacionados:

Deja tu comentario

Debes registrarte para comentar.