Inicio » Ad libitum, Aportaciones

Los chicos del coro en Granada, por Rocío Sánchez

Publicado por el 02 January 2011 Sin Comentarios

Los chicos del coro en Granada, por Rocío Sánchez

El 30 de diciembre, los petits chanteurs de saint-Marc, que andan ahora de gira por España, llegaron a Granada. El concierto tuvo lugar en el Palacio de Congresos: una pena, porque ese sitio no es apropiado, tiene mala acústica… De hecho los organizadores tomaron una decisión que lamenté desde el principio: ¡instalar micrófonos! Además algo anduvo mal en el sistema: o era deficiente de por sí o no hicieron las pruebas de sonido adecuadas. El caso es que se oía como comprimido, como proveniente de una emisora en onda media. El piano amplificado así resultaba lamentable, con saturación y ruido de fondo, y las voces de los niños también se veían afectadas. Yo hubiese preferido que no se oyera muy fuerte en las últimas filas pero que el sonido fuese natural. Si no, ¿qué ventajas tiene asistir a un concierto en directo?

Otro problema: no hicieron programa de mano; por eso mi crítica resultará algo imprecisa. Sé que el solista se llama Nicolas, pero no recuerdo su apellido. Lo hizo bien, me encantaron el Agnus Dei de no sé quién y el arreglo del Ave Maria de Caccini. Fundamentalmente interpretaron piezas ligeras o arreglos modernos de otras clásicas, además de algunos villancicos (“White Christmas”, “El Tamborilero”, etc.) y Granada de Agustín Lara, tan aplaudida que hubo de incluirse nuevamente en los bises. También tres temas de Les Choristes, “Yesterday”, “Let it be”, “Isabel”… Y, como propina, “Cielito lindo”, con canto del público en el estribillo.

Nos visitaron treinta niños (chicos y chicas). Yo hubiera preferido que hubiesen cantado más piezas del repertorio clásico para voces blancas, no todo tan pop, por así decir…

A pesar del éxito de este coro motivado por la película de Christophe Barratier, la sala no estaba ni mucho menos llena. Sin embargo, el público respondió con entusiasmo. Tendrían que traer por aquí más coros de niños, pues se valorarían; y también sería deseable que se formaran más en este país, pues para un niño cantar en una agrupación de estas caracerísticas supone una oportunidad única; y si encima cuenta con profesores de canto que le enseñan una técnica perfecta, miel sobre hojuelas, porque eso ya les quedará de por vida; además de la formación musical en todos los aspectos y la enriquecedora experiencia. Alguien decía que deberíamos aprender a leer notas musicales al mismo tiempo que letras…  ¡Oh, cómo apruebo esta afirmación! Los niños pequeños poseen un sentido innato del ritmo y además se dejan fascinar por la música: ¿Por qué entonces dejamos morir estas capacidades en lugar de potenciarlas?

Y ahora una opinión con la que muchos pueden discrepar: prefiero los coros de niños sólo a los de niños y niñas porque se logra un mayor empaste, un color mucho más homogéneo. Las voces de algunos niños contralto, por ejemplo, tienen un sonido más grave que, al mezclarse con el de niñas en la misma tesitura, perdería ese timbre. Os pongo como ejemplo de la tonalidad a la que aludo un fragmento de los Pequeños Conciertos Sacros de Schütz interpretado por Bernhard Schmidt, del Tölzer Knabenchor:

Heinrich Schütz: “Ich danke dem Herren von ganzem Herzen”. Bernhard Schmidt: A.

Algunos seguidores de Coralea aún tendrán oportunidad de ver en concierto a estos jóvenes cantores en su periplo español. (Marchena: 2 de enero en la Sala Municipal de Cultura, Córdoba: 3 de enero en el Coliseo, Jérez: 4 de enero en el Teatro Villamarta).

Deseo a los lectores un próspero 2011 y espero que el nuevo año nos traiga la visita a España del coro de niños de Tölz.

Rocío Sánchez

Enlaces de interés:

Petits chanteurs de Saint-Marc – Wikipedia.
El blog de Nicolas Porte
Página oficial

El coro infantil de Saint-Marc (Chœur des Petits Chanteurs de Saint-Marc) fue creado en 1986 por Nicolas Porte, quien desde entonces es su director musical y jefe de coro.

Este conjunto mixto está compuesto por unos 80 niños de entre 10 y 15 años, todos ellos alumnos de secundaria del Colegio Saint-Marc de Lyón. Antes de entrar a formar parte de esta escolanía, unos cincuenta alumnos realizan un ciclo de formación en una pre-escolanía, que les prepara y les dota previamente de las nociones musicales y vocales necesarias. Los Chicos del coro de Saint-Marc forman la Escolanía de la Basílica Nôtre Dame de Fourvière desde 1995. En dicha calidad, cantan con regularidad los oficios del santuario.

Como otros 120, este coro forma parte de la Federación Francesa de Jóvenes Cantores, está integrada asimismo en la Federación Internacional Pueri Cantores, que engloba a miles de niños de todos los continentes.

El repertorio del coro da prioridad a la música sacra del gregoriano del siglo XXI, aunque también destaca por su interpretación de la música profana, popular y folclórica.

Gracias a la calidad de su trabajo, los Chicos del coro de Saint-Marc están aumentando su notoriedad tanto en Francia como en el resto del mundo.

Desde su éxito en la película «Los chicos del coro», la fabulosa aventura de los Chicos del coro de Saint-Marc ha adquirido una dimensión impresionante.

Una dirección artística irreprochable

Nicolas Porte fundó el coro de los Chicos del coro de Saint-Marc en 1986. Ya ha dejado de contar las horas dedicadas a elevar al coro a la categoría cuasi profesional de conjuntos vocales infantiles.

Su formación musical comenzó muy pronto en el Conservatorio de Lyón. Él mismo fue joven cantor y, más tarde, cantante. Prosiguió con sus estudios de piano y trabajó su voz bajo la dirección de distintos profesores, entre ellos el tenor búlgaro Boyan Stoilov, por aquel entonces solista de la ópera de Sofía. Perfeccionó la dirección de coros infantiles con especialistas de Inglaterra, Rusia y la República Checa.

Nicolas Porte es también profesor de educación musical en el Colegio Saint-Marc desde 1984. Más tarde, con la creación del coro, auténtico proyecto pedagógico y artístico, se embarcó en una aventura que acabó convirtiéndose en una profesión a tiempo completo. Su rigor, afán constante de superación y su pasión por la música vocal infantil son los ingredientes del éxito que hoy viven los Chicos del coro de Saint-Marc.

En 1995, se convirtió en Maestro de Capilla de la Basílica de Fourvière, que, por ello, disfruta de un coro infantil. Dirige otros tres coros, entre ellos el Conjunto Vocal Sequentia, prolongación del coro infantil.

Nicolas Porte es presidente de la Unión Regional Rhône Alpes de Jóvenes Cantores y vicepresidente de la Federación Francesa de Jóvenes Cantores, encargado particularmente de la formación. Dirige numerosos cursillos de canto coral en distintas ciudad francesas. Fue nombrado Ciudadano de Honor de Rocamadour y ha recibido la Medalla de la Música concedida por el Grupo París-Lyón, medalla que premia los esfuerzos realizados para dar valor al canto coral y desarrollarlo.

Nicolas Porte ha trabajado también en la producción de programas que reconstruyen la trayectoria y el día a día de los más hermosos coros infantiles del mundo.


No te pierdas las últimas noticias en portada.

Tags: , ,

Posts relacionados:

Deja tu comentario

Debes registrarte para comentar.