Inicio » Ad libitum, Aportaciones, obras

Missa Brevis en Do K 259 (Mozart) “Orgelsolo Messe”, por Alfredo García

Publicado por el 04 noviembre 2010 Sin Comentarios

En el contexto de la visita de Su Santidad el Papa Benedicto XVI a Santiago de Compostela, el sábado día 6 de noviembre se interpretará la Missa Brevis K 259 de Mozart.

La misa tendrá lugar en la Plaza del Obradoiro junto con la orquesta Real Filharmonía de Galicia, dirigida por Antoni Ros Marbá y el Coro de la Catedral a las 16:30 Hrs.

Intérpretes:

Nuria Rial, Soprano
Carlos Mena, Contratenor
Agustín Prunell-Friend, Tenor
Alfredo García, Barítono

Orquesta Real Filarmonía
Coro de la Catedral de Santiago de Compostela

Antoni Ros Marbà, director

Missa Brevis en Do K 259 (Mozart) “Orgelsolo Messe”

Esta misa de Mozart representa un ejemplo extremo de lo que podría llamarse la “tradición de Colloredo,” que exigíaeconomía en la música litúrgica.

El Credo, de 84 compases, es extremadamente breve, en comparación, por ejemplo, con el Credo de la Missa Longa de Mozart en Do (K. 262), que termina con una fuga que dura 120 compases.

El solo de órgano del que deriva su apodo aparece en el Benedictus, y sigue una tradición de las misas de Austria. De hecho, y como escribe H.C. Robbins Landon, “El conjunto de la Misa de Mozart es muy austríaca, hasta el delicioso Agnus Dei, con su violín melódico primero (más tarde se concebiría como parte vocal) y su bajo en travieso pizzicato”.

Aunque la mayoría de las referencias históricas la sitúan en diciembre de 1776, la fecha del manuscrito, al parecer, ha sido manipulada. La investigación de la marca de agua indica que, junto con la Missa brevis en Do, “Spaur” (K. 258), probablemente se compuso un año antes.

Teniendo en cuenta el cargo oficial de su padre en la capilla arzobispal, y su propio nombramiento en Salzburgo (primeramente como concertino y más tarde como organista), era natural que Mozart compusiese música religiosa con bastante regularidad desde temprana edad.

La música sacra de Mozart no se diferencia mucho de una ópera en el aspecto musical. Sus Misas están escritas en el estilo sinfónico-operístico propio de este período, mezclando con fugas en ciertos momentos, según la costumbre vigente, y todo ello concebido para coro y solistas que se alternan libremente con el acompañamiento orquestal.

Alfredo García


No te pierdas las últimas noticias en portada.

Etiquetas: , , , , , ,

Posts relacionados:

Deja tu comentario

Aporta un comentario trackback desde tu web. Disponible Recibir comentarios via RSS.

Gracias por tu comentario.

Puedes utilizar estos codigos html
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Si quieres un avatar entra en, Gravatar.