Inicio » Eventos

Mozart a favor del Proyecto Turkana de la Fundación San Patricio, por Antonio Alonso

Publicado por el 01 May 2013 3 Comentarios

22 de mayo de 2013, 19:30 h. Sala de Cámara del Auditorio Nacional
Mozart a favor del Proyecto Turkana de la Fundación San Patricio

W. A. Mozart (1756-1791)
Adagio en Do para armónica de cristal , KV 617a
Andante en Fa para reloj musical , KV 616
Fantasía en Fa menor para órgano mecánico, KV 608
Réquiem en Re menor, KV 626

Hace unas pocas semanas, dando una vuelta por los canales del televisor a la hora de la siesta, me encontré con la joya de “Memorias de África”. Para mí siempre ha sido una gran película, una obra de arte que reúne la historia de una impresionante mujer, una época crucial en la historia de Europa y una sensibilidad compartida por actores, actrices, profesionales de un cine muy especial y un director ya entonces sin duda valorado. Con su arte y esfuerzo obtuvieron un resultado del que muchos han hablado y para el que mis palabras en este tiempo ya no son nada necesarias.

Desde la época narrada hasta hoy ha pasado más o menos un siglo y aquella Kenia no es la que ahora encontraríamos, sin duda. La zona geográfica en la que se desarrolla la acción está agraciada por una naturaleza exuberante que nos ha hecho creer a muchos que toda Kenia sería así, como nos la enseñan volando desde aquel avión biplaza cargado de sentimientos. Por desgracia no es así. Kenia no tiene tan sólo esos maravillosos paisajes sino que cuenta con otros muy distintos. Si desde la zona en la que se hizo el rodaje, cercana a Nairobi, nos desplazamos hacia el Noroeste notaremos pronto como todo a nuestro alrededor empieza a cambiar hasta comprobar sin error posible que hemos llegado a un territorio de clima semidesértico y de una pobreza extrema. Sigue siendo Kenia pero no nos encontraremos allí aquel entorno vivo y fuerte que alimentó la plantación de café sino, muy al contrario, una reducida vegetación, triste y espinosa, que incluso parece muerta. Es como si aquella tierra reservara sus fuerzas para poder absorber la próxima lluvia que con suerte llegará dentro de seis meses y mojará lo que pueda en sus pocos días de existencia. La región de Turkana vive aún en el inicio del siglo XX, o mucho antes quizás, con su gente, los turkana, sumidos en una pobreza que ni siquiera es comparable con la precariedad mostrada en la población local que la película nos muestra. Turkana sigue siendo Kenia pero casi nadie lo sabe. Los recuerdos de la obra de arte de Sidney Pollack pronto se desvanecen ante una región donde la vida del hombre tiene hoy aún menos valor que el que podamos suponer que tenía entonces.

Pero no quiero resultar melodramático. La película es genial, insisto, y aunque Turkana sea Kenia, claramente es otra Kenia. Dejadme tan solo que resalte la potencia admirable de la mujer turkana, nada lejana de la inmensa mayoría de las mujeres africanas. Ellas apenas si aparecen en la película, son otras las que nos cuentan la historia con maestría, pero la mujer turkana es sin duda la clave de la supervivencia de toda esa región, aunque ni siquiera sus hombres quieran reconocerlo. Más de cincuenta de esas mujeres, aún niñas, son el objetivo principal del proyecto que la Fundación San Patricio lleva a cabo allí y del concierto que preparamos para el 22 de mayo próximo en la Sala de Cámara del Auditorio Nacional a las 19:30. El Réquiem de Mozart, más otras obras del mismo autor, serán interpretadas por un grupo de músicos y cantantes que apoyamos desde Madrid el trabajo que la fundación allí desarrolla.

Sin infravalorar en ningún momento la calidad de la música que acompaña a la película y que eleva la actuación de tan grandes actores, hemos querido acompañar todos los sentimientos que Turkana nos produce con otras obras de Mozart para dar cabida en este homenaje a todos los hombres y mujeres que en la historia del colegio y la fundación han apoyado estas iniciativas de solidaridad y afecto con el pueblo de Turkana. En estas líneas queremos que quede reflejado el cariño que sentimos por ellas. Nuestro agradecimiento para todos los que lo van a hacer posible:

Director musical: Ignacio Yepes
Organista: Rupert Damerell
Solistas: Rosa Miranda, Rosa Ramón, Facundo Muñoz, Luis Santana
Grupos vocales:
– Coro Fundación San Patricio
– Coro EOI
– Cantantes individuales que se unen a nuestros objetivos

Podéis colaborar con el proyecto de Turkana mandando vuestros donativos a la cuenta: 2100-2257-54-0200196189 de la Fundación San Patricio. Si nos mandáis vuestros datos os enviaremos por correo el certificado de donación correspondiente. Las entradas se encuentran a la venta en las secretarías de los centros del Colegio y la Fundación San Patricio o directamente en las taquillas del Auditorio.

Muchas gracias a todos vosotros por hacer posible este concierto y apoyar nuestro proyecto.

Antonio Alonso Resa

https://mail-attachment....pvCDD3rgCTFKBKcb-ZraJXs


No te pierdas las últimas noticias en portada.

Tags: , , , , , ,

Posts relacionados:

3 Comentarios »

  • Braulio says:

    A nosotros, que estamos al tanto de casi todo, cuantas cosas verdaderamente importantes, nos pasan desapercibidas. De no ser por una cuestión colateral -como ésta del Concierto y tirando de ese mismo hilo, el artículo de Antonio Alonso seguido de la descripción del Proyecto de Ayuda a la Población Turkana-, me hubiera pasado desapercibida totalmente la existencia ni siquiera de esa población llamada así; y como a mí, supongo que a muchos.
    A nosotros que tenemos, y hemos tenido, de todo, -sin haber hecho más méritos que esas niñas-, estas situaciones nos quedan, tantas veces, demasiadas veces, fuera de nuestra perspectiva, ó más propiamente, -porqué no decirlo más crudamente-, de nuestros “centros de interés”, porque bien que sabemos hacernos visibles en las redes profesionales a nivel global, donde nos interesa conocer “qué se cuece…”, ver y ser vistos, etc.).

    Chapeau por aquellos que, -a diferencia de algunos entre los que me encuentro-, se implican personalmente. Bien poco es lo que se nos pide. Pero por algo se empieza.

  • José Antonio says:

    Mozart y un gran obra humanitaria ¿Qué más se puede pedir?

  • Mar says:

    me gusta

Deja tu comentario

Debes registrarte para comentar.